viernes, 21 de febrero de 2014

SAL Y EXPERIMENTA LA VIDA, PERO NO OLVIDES VOLVER SIEMPRE AL CORAZÓN

LA VIDA, DESDE EL AMOR

EL ALZHEIMER DESDE EL AMOR


Recuerda..., recuerda..., recuerda... Recuerdo..., recuerdo..., recuerdo... (Re+cordis)

El día que llegue el final y deba volver a "La Fuente", me gustaría cerrar los ojos, sintiendo "que he vivido".

Mientras tanto, quiero seguir exprimiendo la vida, agradeciéndole que me deje experimentar en su fascinante laboratorio, conociendo extremos, equivocándome y aprendiendo, entendiendo el alma y nutriéndome con su riqueza, perdonando, pidiendo perdón y perdonándome, buceando por sus rincones y descansando en ellos de vez en cuando, jugando y purificándome con mi niña interior, sintiendo sus extremos hasta la extenuación, bebiendo de sus oasis y siendo río para quien necesite mi agua, fluyendo con su energía divina y electrocutándome de vez en cuando con la chispa de la vida... Pero eso sí:

Gritando, cada minuto, "Confieso que he amado, amo y amaré". 


Por eso, pase lo que pase y pese a las miles de vueltas que te haga dar la vida: ¡recuerda volver siempre al corazón!

Allí está tu casa.


SIEMPRE VIENE BIEN RECORDAR ESTO:


¿Sabes que la palabra RECUERDO, significa VOLVER AL CORAZÓN? Viene de RE (volver a, regresar) + CORDIS (corazón), es decir: ¡VOLVER AL CORAZÓN!
Entonces, ¿por qué con el alzhéimer, las personas olvidan lo inmediato, mientras mantienen nítidos recuerdos muy antiguos? ¡Quizás, sólo recuerdan los que quedaron en el corazón! ¡Por algo, se llama co-RAZÓN? Compruébalo:
"Mi madre-niña: un viaje al corazón, desde el corazón del alzhéimer"(Rosa Peñasco).
(http://editorialcirculorojo.com/)